Centro Cristiano Impacto de Vida, es una congregación formada desde hace más de 20 años, comenzando con el nombre de “Roca Eterna”, sin embargo aunque tuvo transiciones antes de llegar a ser Impacto de Vida como tal, fue establecida con el propósito de expandir la palabra de Dios, llevando ayuda y solución a muchas vidas necesitadas.
El interés más importante del Centro Cristiano Impacto de Vida, es poder transmitir los principios de Dios, que ayudarán a tener una familia estable y a enfrentar cualquier circunstancia por difícil que parezca, brindando fundamentos para consolidarse en armonía con lo demás.

Ha sufrido a través de los años cambios importantes, como expander su espacio para una mejor atención; siempre con la visión de multiplicación, mejorar y caminar en excelencia. Por lo que en el año del 2012 dio un paso aún más importante adquiriendo un nuevo recinto con capacidad para más de 1,500 personas, y dónde se estuvo trabajando a marchas forzadas, para transformarlo en un lugar de confort, continuando así con el firme propósito de crecer, formar y ser mejores cada día.

La Visión del Centro Cristiano Impacto de Vida es: “Ser una institución reconocida por su excelencia servicio, y formación de personas modelo en el área espiritual, emocional y ética que sean capaces de aportar al desarrollo económico, social, cultural y político de nuestra nación”.

Así como la Misión es de: “Trabajamos para ayudar a crear valor y progreso en las personas de todas las edades, desarrollando su potencial en Dios y así traer inspiración y motivación a otras a hacer lo mismo”.

Creemos que todos somos más de lo que hoy somos, conocemos a Dios y tenemos un corazón de servicio, nos desarrollamos y crecemos principalmente a través de células en hogares, clasificadas adecuadamente, también tenemos una actividad llamada Encuentros, en donde nos confrontan con la sanidad y libertad de nuestra vida. Creemos en Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, en quienes nuestra vida está basada.

También tenemos una actividad llamada encuentros, en donde nos confrontan con la sanidad y libertad de nuestra vida.
Ayudamos a los demás en algunas de sus necesidades primordiales, como lo es el donarles despensa, llevarles abrigo y otorgarles ayuda de lentes para el mejoramiento de su vista.
Sabemos que podemos dar más, y anhelamos hacerlo, y caminamos creyendo que Dios seguirá abriendo puertas para que recursos lleguen a nuestras manos y podamos compartirlos con los demás. Año 2012, fue el inicio del CUMPLIMIENTO del sueño hecho realidad de sus promesas!
¡Siendo solo el inicio para levantar la cosecha que sabemos ya no tendrá fin!.